Le Cahier d´ or
20070717klphisuni_197.Ies.LCO.jpg


















Editorial:

Sin duda están ocurriendo hechos muy importantes en estas fechas, la ejecución de Luis XVI a nivel musical tiene lugar el estreno del Réquiem KV 626 de Wolfgang Amadeus Mozart, a nivel de aviación se da el primer vuelo estadounidense en globo, realizado por el aeronauta francés Jean Pierre Blachard. Por eso desde la editorial de este periódico nos preocupamos de que llegue a todos los rincones de Francia ya que hemos recibido quejas de que no lo consiguen en algunos puntos. Os hago saber que hemos incrementado la carrocería y personal para que esto no vuelva a suceder, aunque si por algún casual seguís sin tenerlo, solo hace falta escribirnos una carta con vuestro domicilio en cualquier puesto del periódico que tenemos distribuidos por las principales ciudades y nosotros nos encargaremos personalmente en llevároslo a casa.

Estamos en pleno auge y no queremos tener descontento a nadie, para esto hemos incorporado en la plantilla a nuevos escritores y reporteros que nos darán su punto de vista de forma neutral para no dejar indiferente a nadie.

Alvaro Sanz












Robespierre-Lionhead.jpg

Maximilien Robespierre; un verdadero revolucionario guiado por un gran sentimiento de amor.

David Oliete





luis16.jpg

LUIS XVI

Luis XVI fue el rey de Francia (1754, 1793) era conocido como Luis el Ultimo o Luis Capeto por los revolucionarios. Fue rey de Francia y de Navarra entre 1774 y 1789 hasta que empezó la revolución francesa.

La revolución burguesa estalló por varias causas políticas, económicas y sociales pero la chispa que hizo que se iniciara fue cuando Luis XVI tras convocar los Estados Generales le denegó al pueblo el voto por cabeza y si mantuvo el voto por estamento.

Después del asalto a la Bastilla por parte del pueblo y ver que habían clavado la cabeza del jefe en un palo, Luis XVI empezó a temer por su vida.
El 21 de Julio de 1791 la familia real emprendió la fuga hacía los países bajos austriacos, pero a pocos kilómetros de la frontera fueron reconocidos, detenidos y enviados a París. En el viaje de vuelta el rey vivió momento nunca vividos antes. Un hombre le escupió a la cara y otros intentaron matarle. Su intento de fuga demolió por completo su carácter sagrado y se pensó que un rey que traicionó a su propio país intentando fugarse no era necesario para el Estado.
La familia real estuvo viviendo mas un año en el palacio de las Tullerías, sintiéndose como prisioneros. Durante este tiempo el rey siguió haciéndose escuchar y complicando al pueblo, por eso en 1792, el rey fue separado de su familia y hecho prisionera en el Temple, una torre de la propiedad del Estado.
En la torre se dedicó a leer y ha hacer de profesor para su hijo, leía un libro al día y tenía que aguantar comentarios groseros por parte de los guardias cuando le llamaban Luis en vez de Majestad. La mañana del 21 de enero, recibió la comunicación de que diera el último adiós a sus parientes porque iba a ser ejecutado. A las diez y cuarto llegó a la Plaza de la Revolución, fue vestido de blanco y sostuvo el libro de los Salmos. Cuando fue hacia la guillotina algunos soldados trataron de atarle pero Luis se negó, al llegar arriba dijo al pueblo: “¡Pueblo, muero inocente de los delitos de los que se me acusa! Perdono a los que me matan. ¡Que mi sangre no recaiga jamás sobre Francia!”
Después de su ajusticiamiento un joven de la Guardia Nacional cogió la cabeza y la enseñó al pueblo y el pueblo gritó: ¡Viva la República!
Metieron el cuerpo y la cabeza de Luis XVI en un carro y lo llevaron al cementerio de la Magdalena, donde fue enterrado el último monarca del Antiguo Régimen en Francia. Bajo el reinado de su hermano Luis XVIII su cuerpo fue trasladado a la basílica de Saint-Denis.





Daniel Simón





Entrevista:



Entrevistamos a un campesino que nos da su opinión del ajusticiamiento de Luis XVI

- ¿ Estaba a favor de la política de Luis XVI?
- claro que no, porque estabamos muy agobiados por el pago de los impuestos que él nos imponía, aunque tampoco deseaba su muerte
- ¿Pudiste presenciar el ajusticiamiento?
- No, ya que estaba realizando mis tareas en el huerto, y como todo campesino sabe, nunca se puede descuidar ni un momento el terreno.
- ¿Ha notado alguna mejoría con la muerte de Luis XVI?
- Si, sobretodo en el nivel de vida, ya que podemos permitirnos algún lujo más con la retirada del feudalismo.
-¿Qué le parecen estas palabras de Luis XVI?: ´´Busco entre vosotros jueces y sólo veo acusadores ´´.
-Bueno, es su absurda opinión, pero como ya dijo la Convención: ´´Luis es culpable de conspiración contra la seguridad general del Estado´´
- ¿ Cree que esta ejecución marcará un antes y un después en la historia?
- o a toda Europa y que sí, marcará un profundo corte en la historia ya que la república destruye la realeza de una manera irreversible Yo creo que es un desafío lanzad
















Alvaro Sanz





Entrevista:



Entrevistamos a un noble que nos da su opinión sobre el ajusticiamiento de Luis XVI

- ¿Qué opinión le merece el ajusticiamiento de Luis XVI?
- Me parece totalmente innecesaria ya que Luis XVI era un gran monarca y un gran hombre.
- ¿Cómo cree que afectará este acontecimiento al estado de la revolución?
- Creo que los revolucionarios han dado un gran pasó con este hecho, es decir, han ganado parte de la batalla.
- ¿Cree que esto marcará un gran cambio en la historia?
- Hombre sin duda marcara un antes y un después en la revolución eso esta claro.
- ¿Cree que este hecho es decisivo para el final de la revolución?
- Por desgracia creo que si, creo que este hecho decantara la balanza hacía el lado de los revolucionarios.
- ¿Cómo es su vida desde el comienzo de la revolución?
- Pues mi vida ya no es lo que era, tengo que esconderme como si fuera una rata y tengo que tener mucho cuidado cuando salgo a la calle.

David Pelegrín





Pasatiempos





8-errores-L-1.jpeg Los_8_Errores....jpg


Sopa de letras:


sopadirectores4ei.jpg


Crucigrama:


crucigrama_arcadi_470x525.jpg






David Oliete








EDITORES

David Peregrín
David Oliete
Daniel Simón
Álvaro Sanz