Le penseur independent

Sumario

Reportaje:Luis XVI ha sido guillotinado.............. 1external image BanderaFrancia.jpg
Testimonio del verdugo......................................... 3
Opinión de los lectores.......................................... 3
Carta del director.................................................... 3
Volando durante 46 minutos.................................. 4
La muerte del picador............................................ 4
Pasatiempos........................................................... 5
Esquelas................................................................. 6

Luis XVI, acusado de traición frente a Francia y guillotinado
1287434948306.jpg
Ayer por la mañana, recibida la comunión, el todavía rey para los monárquicos, Luis, le confió a un sirviente la tarea de dar el último adiós a sus parientes y abandonó su prisión en carroza. A las diez y cuarto llegó a la Plaza de la Revolución: fue vestido de blanco y sostuvo el libro de los Salmos en sus manos.

Al bajar de la carroza se quitó la chaqueta, se desabrochó la camisa de lino y se apartó el pañuelo del cuello. Algunos soldados trataron de atarle las manos pero Luis se negó con indignación: «Haréis lo que se os haya mandado hacer, pero no me ataréis nunca». Edgeworth ayudó a Luis a subir los empinados peldaños del cadalso. El verdugo le cortó la coleta y el antiguo rey accedió finalmente a que le ataran las manos. Tras esto, el "ex-rey" preguntó “si los tambores redoblarían durante su ejecución”. El condenado, logrando apartarse del verdugo, hizo ademán de volverse hacia el pueblo de Francia pero no lo dejaron, llegando a exclamar: «¡Pueblo, muero inocente de los delitos de los que se me acusa!. Perdono a los que me matan. ¡Que mi sangre no recaiga jamás sobre Francia!».El verdugo ha declarado que el rey “soportó todo eso con una compostura y una firmeza que nos asombró a todos nosotros. Estoy convencido de que sacó su fortaleza de los principios de la religión, de los que nadie parecía más convencido y afectado que él”. Uno o dos minutos después de las diez y veinte, la cuchilla de la guillotina cayó sin piedad sobre el cuello de Luis XVI.

Entonces, un joven miembro de la Guardia Nacional cogió la sangrante cabeza y la enseñó al pueblo paseándose por el cadalso. La muchedumbre estalló gritando ¡Viva la República! Se empezó a cantar La Marsellesa y algunos espectadores se echaron a bailar en círculo alrededor del cadalso. Otros se entretuvieron en recoger la sangre que se había filtrado a través de los maderos del cadalso, otros la probaron. Un ayudante del verdugo subastó las prendas y el pelo del fallecido. Los guardias civiles, mientras tanto pusieron el cadáver y la cabeza en un cesto de mimbre que colocaron en un carro. El carro se dirigió al cementerio de la Magdalena, donde será enterrado el último monarca del Antiguo Régimen en Francia.

Esta ejecución ha sido el final de un largo proceso. Mientras el monarca estaba encarcelado por haber intentado unirse a los invasores de Francia se inició el debate sobre la suerte que debía correr. La Convención creía que mientras estuviese vivo existía la posibilidad de que se produjera una contrarrevolución, pero el monarca fue declarado inviolable por la Constitución por lo que no podía ser procesado.

El 6 de noviembre la inmunidad del soberano fue revocada, con lo que el ex-monarca pudo ser puesto bajo proceso. Algunos diputados, como Robespierre o Saint-Just declararon su deseo de castigarle sin proceso alguno, pero la mayoría de la Convención optó en cambio por un proceso regular, para que Francia y los países extranjeros no dudaran de la legalidad del veredicto.

Al principio del proceso, Luis fue separado de su familia y trató de reunir a abogados que lo defendieran, pero muy pocos accedieron a ello. Al final, los únicos dispuestos a defenderlo fueron Malesherbes, François Denis Tronchet, un ex-magistrado y el abogado Raymond de Sèze, un girondino temido por sus grandes capacidades oratorias e intelectuales. Luis trabajó duramente con sus abogados, pero supo que tenía pocas posibilidades de salvarse: «No espero convencer a los diputados y tampoco conmoverlos. Sólo os ruego que no recurráis a peroraciones tocantes a mi dignidad. Yo no quiero suscitar otro interés que el que tiene que nacer espontáneamente de la exposición de mis justificaciones.» dijo a de Sèze. El 25 de diciembre escribió su Testamento, un documento de gran valor político.

El día siguiente, de Sèze desarrolló su larga alegación, pero no convenció: quería demostrar la inviolabilidad del soberano, referida en la Constitución de 1791 y pidió que fuera juzgado como un ciudadano normal y no como un jefe de Estado. Los diputados estaban divididos, ya que los más moderados querían juzgar al monarca pero no ejecutarlo. Los debates duraron varios días pero finalmente la sentencia de muerte fue proclamada (con 362 votos a favor, 288 en contra y 72 abstenciones). La ejecución estaba fijada ayer 21 de enero a las once de la mañana en la Plaza de la Revolución.

El monarca estaba preparado para el veredicto. Escuchó en silencio la sentencia con estoica resignación; el único momento en el que mostró sorpresa fue cuando escuchó que su primo, Felipe de Orleans, había votado a favor de su muerte. Fue conducido por el sacerdote refractario (es decir, que no ha jurado la constitución) Edgeworth de Firmont a quien le entregó una copia firmada de su testamento, ya que temía que la entregada a la Convención nunca fuera hecha pública. A las ocho de la tarde, Luis fue conducido hasta su familia. Habló con María Antonieta sobre el proceso, luego, tomó al Delfín y lo sentó en sus rodillas, y le hizo prometer que perdonaría a sus enemigos. María Antonieta habría querido pasar la última noche junto a su marido, pero éste se lo negó. Más tarde el rey le dijo a Edgeworth: «Es terrible amar tanto sobre la tierra y ser correspondido de tanto amor. Pero ahora cada pensamiento y cada amor debe de irle solamente a Dios».

Esta fue su última noche. Así muere un rey.

Diego Sangüesa


Testimonios

París, 22 de enero de 1793
En esta carta quiero comunicar lo que sucedió exactamente ayer por la mañana durante la ejecución de Luis XVI.
En un carruaje verde tirado por un caballo entró en la Plaza de la Revolución, donde se instaló el cadalso. Para evitar un posible intento de rescatar al Rey, una gran cantidad efectivos de la Guardia Nacional se desplegaron por la capital.

Al subir al patíbulo, el "ciudadano Luis Capet" mostró un talante un poco difícil al negarse a ser maniatado, si bien cooperó cuando la persona que lo acompañaba le dijo que ése era el sacrificio final.
A continuación, el monarca preguntó si los tambores redoblarían durante su ejecución. Acto seguido, Luis XVI hizo un ademán tratando de dirigirse al pueblo de Francia pero los guardias se lo impidieron, aunque pudo exclamar: “¡Pueblo, muero inocente!” Entonces se giró hacia los que estábamos allí y nos dijo: Señores, soy inocente de todo lo que se me acusa. Deseo que mi sangre pueda cimentar la felicidad de los franceses. Aquí, ciudadano, están sus últimas y verdaderas palabras El rey soportó todo eso con una compostura y una firmeza que nos asombró a todos nosotros. Estoy convencido de que sacó su fortaleza de los principios de la religión, de los que nadie parecía más convencido y afectado que él. Uno o dos minutos después de las 10.20 horas del 21 de enero de 1793 tuve que soltar la guillotina que cayó inmisericorde sobre el cuello del "ciudadano Luis Capet" –Henri Sanson (verdugo)-
Marcos Turón Benedí

Opiniones respecto al tema¡Por fin se ha hecho justicia! ¡Viva la Revolución! Ya es hora de que el pueblo llano pueda vivir en paz, y que tengamos más derechos. –François Gilbert-
En mi opinión, ya lo tendrían que haber ajusticiado cuando intentó huir del país. Por lo menos, no hubiéramos llegado a esta situación tan grave. A ver cómo se desenlaza. –Giulia Lacrois-
La verdad, es que su reinado ha sido muy complicado, porque ha querido realizar reformas que no ha podido llevar a cabo. No le han dejado trabajar y el pueblo ha tomado una decisión salomónica. Muerto el perro, se acabó la rabia. –Samantha Viniard-
Luis XVI tenía muchos enemigos cercanos a él. Esto se veía venir hace tiempo. Prácticamente, nunca había tenido grandes apoyos durante su mandato. Este hecho que acabamos de presenciar hoy aquí es histórico. –Anónimo-
Carta del director
Todo el pueblo está en la calle. Hemos terminado con años de desigualdades entre los ricos y los pobres. Ahora es el momento de trabajar todos juntos para hacer bien las cosas desde el principio y que esta situación no se vuelva a repetir jamás. ¡Viva la Revolución! –Director de la editorial de ‘El pensador independiente’.

Víctor Navarro

Volando durante 46 minutosexternal image 200px-Jean_Pierre_Blanchard.jpgEl pasado 9 de enero el aeronauta francés realizó el primer vuelo estadounidense. Tardo 46 minutos, y viajó en un globo de un gas llamado hidrógeno, Fue desde Filadelfia hasta Deptford en Nueva Jersey. Esto es un gran orgullo para Francia ya que el aeronauta es frances. Aunque no ha sido su único vuelo. El 7 de enero de 1785, junto con John Jeffries, viajó en globo desde Dover (Inglaterra) a Calais (Francia), siendo los primeros en atravesar el Canal de la Mancha por aire. En uno de sus tantos viajes, Blanchard hizo una demostración sobre su nuevo invento, el paracaídas.
external image 300px-La_muerte_del_picador.jpgLa muerte del picador
Goya ha anunciado que va a continuar pintando. Con esta serie de cuadros Goya pretende reponerse y reanudar su actividad como pintor tras la grave enfermedad que le aquejó a fines del año pasado y de la que aún no está completamente restablecido. Uno de los cuadros que esta pintando es La muerte del picador.

El cuadro muestra a un toro que ha corneado al picador y la punta del cuerno asoma tras clavarse completamente en el muslo del picador. En tanto, el resto de la cuadrilla intenta evitar el peligro, algunos coleando al toro y otro picador alanceando al morlaco. El caballo ha caído al suelo destripado.

Marcos Turón


Pasatiempos
Crucigrama

HORIZONTALES
A. Seguido del 12 vertical, trastorno del crecimiento caracterizado por una talla baja no proporcionada, con brazos y piernas cortas, en relación a cabeza y tronco perfectamente normales. B. Sitio donde se guardan los cereales. Dolor. C. Al revés, compone, repara. Ventilar. D. Más que gagá. Al revés, planta gramínea. E . Bajará la bandera. Al revés, baja a alguien de una caballería, un carruaje o un coche. F. Corriente de agua. Al revés, notarás. G. Carta de la baraja. Relativo al cielo. Consonante. H. Denota separación. Azufre. Equivale a 1000 millones de años. Río gallego (España). I. Consonante. Extraterrestre cinematográfico. Piadoso. Dos vocales. J. Monumento megalítico abundante en Mallorca. Preposición. Limited. K. Espalda. Embarcación de vela y remo.
L. Hilera de caballerías. En plural, sucesión continuada de olas. M. Oca. Al revés, coso las piezas del zapato.
VERTICALES
1. Lo mismo que la segunda del 13 horizontal pero en otro tiempo verbal. Tejido grueso para cubrir el suelo. 2. Conductos por donde se distribuyen las aguas. Midan por anas.3. Asnos silvestres. Frutos de la vid. 4. Siglas de Normas para el Ejercicio Profesional de Auditoría Interna. Al revés, únales.5. Limpiase con la draga. Poner medida. 6. Deidad Egipcia. Pesadez, tontería. 7. Las dos primeras son iguales. Tribunal superior de la antigua Atenas. 8. Lo hay y mucho. Rótulo de la santa cruz. Voz al teléfono. 9. Vente aquí. Cada uno de los dos orificios de la nariz de las caballerías. 10. Musulmanes. Pieza de barro para cubrir tejados. 11. Líquido espeso azucarado que se emplea en repostería. Al revés, se veía privado de algo. 12. Dos vocales iguales que las del nueve horizontal. Mujer sastre. Agarradero

http://www.portalsolidario.net/ocio/pasatiempos/imp_cruci/images/cruci7.gif
http://www.portalsolidario.net/ocio/pasatiempos/imp_cruci/images/cruci7.gif

external image cruci7.gif?w=314&h=339

Sopa de letrasexternal image sopa+de+letras.jpg
‘Soluciones en la próxima edición’

Esquelas
21-1-1793
LUIS XVI


El Rey de Francia fue guillotinado ayer delante del pueblo parisino en la plaza de la Concordia y su cabeza ha sido atada a un palo y paseado por las calles. Detallado en al noticia principal.

Napoleon Dupont

Perteneciente a la familia del castillo, falleció ayer por la noche por una infección en una pierna. Los médicos aún no han diagnosticado los motivos de la infección. Será enterrado en el cementerio de Paris hoy a las 16:30.

Pierre Millet

Fallecido a sus 49 años, era un reconocido artesano en toda París. Será enterrado al estilo de los egipcios, con sus más preciadas obras en el cementerio del pueblo del que era nativo, Po. La ceremonia empezará mañana 23 a las 17:00.

Charlotte Crochett

La hija mayor de la familia Crochett fue asesinada ayer inintencionadamente por la Guardia Nacional en una revuelta. La familia realizará una ceremonia y después será enterrada con la bandera de la república. Comenzará hoy alrededor de las 18:00.

Edgard Calliaux

Orgulloso panadero, con buena reputación por ser muy amigable con todo el mundo. Falleció a sus 34 años ayer por la tarde por causas desconocidas. El resto de la comunidad de panaderos ha puesto en venta hoy panecillos con el resto de Edgard grabado y debajo las letras ‘Siempre te recordaremos’ que serán las que descansarán encima de él para siempre. Será enterrado este domingo a las 12:00.

Jean Paul le Blanc

Cabeza de familia de la noble familia ‘le Blanc’. En su testamento ha dejado todas sus tierras a la iglesia y siempre, aún él mismo siendo noble, velaba por los intereses de la República y por la vida de sus trabajadores. Será enterrado hoy a las 19:30 ya que antes se realizará una fiesta de luto en su honor.

Onfroy Dufour

Respetado pintor de casas que falleció ayer mientras repintaba la fachada de la casa de la familia Charleston. Parece ser que se resbaló y se cayó desde el tejado. Será incinerado como lo quiso en su momento Onfroy y que sus cenizas fuesen lanzadas desde el punto más alto de París. Sus familiares recuerdan que su sueño era poder ser libre y llegar a lo más alto. La capilla ardiente comenzará mañana temprano, alrededor de las 10:30.

Nolan Russ


EDITORES
Nolan Russ
Diego Sangüesa
Victor Navarro
Marcos Turón